martes, 16 de septiembre de 2008

El poder del culo


Hola como estas? Como comprenderías no estas leyendo esto por pura casualidad, si es que acaso existe. Tampoco es casual que yo esté en éste preciso momento escribiendo y vos leyendo. La vida o los momentos en el que nuestros cuerpos están en actividad se cruzaron. Se podría decir que solo es obra del destino, si es que acaso existe; pero no. No es casualidad, ni el destino nos ha cruzado. Tampoco es el resultado de una causa-efecto. Ni siquiera es por que Dios nos quiso, de alguna manera, juntos. No, no es fácil de explicar ni difícil de entender. Trataré de que con explicaciones difíciles tengas una comprensión fácil o voy a tratar de que sigas pegado con tus ojos a lo que fui escribiendo. Ahí va!. Me seguís no? Si la respuesta a esta última pregunta es “no” te pido por favor levantes la mirada inmediatamente y dejes el texto, cierres esta página, si lo estas leyendo del blog, me devuelvas la hoja, si es que yo te di para que leas o devuelve la hoja a quien te la paso. Gracias. Ok, supongo entonces que tu respuesta fue afirmativa o simplemente te mataron las ganas de seguir leyendo ya sea por curiosidad o solamente por quedar bien conmigo. Bueno, lo que sea. Te voy a explicar por que estas aquí. Todo es parte de una mezcla de cosas y conceptos que utilizamos diariamente, quizás sin el debido conocimiento de lo que significa. Antes debería explicarte un millón de cosas que están anteriores, pero como veo que estas apurado o realmente muy aburrido comprendo que querés ir directamente a los bifes. Bueno, como sea. El tiempo y el espacio. Las consecuencias de actos, que no son casuales ni responden a lo que llamamos destino, ni la obra de nuestro creador, ni la respuesta-efecto a la causa-lectura, te tienen atrapado a este papel. Es decir hacia falta primero que hubiese un tiempo justo en un espacio preciso en que tus padres, en primer lugar se encontraran. Sí, por culpa de ellos estas aquí. Claro que eso solo fueron consecuencias anteriores, que dentro de su tiempo y espacio, quizás enmarcados en la obra de un destino cruel. Los han juntado quien sabe por que, quizás fue casualidad. Pero ante los ojos del Señor, ellos debieron estar juntos, aunque sea una única vez. Para que?. Bueno. Los dos sabemos que hacen un hombre y una mujer cuando están juntos. De esa unión saliste vos. Debo aclarar que por ahí el que te dio el apellido no es tu verdadero padre, pero eso debes investigarlo vos, sobre todo si tenés ojos celestes y tez blanca, y tu viejo es morocho carbón, de ojos negro azabache. Pero esto, no importa realmente en mi teoría. Como te decía el tiempo y espacio, capaces de contener personas como vos, y como yo, que dentro de lo que llamamos locura siempre estamos a un paso, del paso que necesitamos para llegar a ella. Te estas aburriendo, ya deben haber pasado como 10 minutos de tu lectura, y has comprendido algo?. Si la respuesta indudablemente es “no”. Por favor te pido que regreses al párrafo donde explico lo del tiempo y del espacio. Si acaso fuera afirmativa, quiero conflictuarte en tu gnosis. Si bien sigo afirmando que todo es consecuencia entre el espacio y tiempo. Además te informo, que uno no puede existir sin el otro. No puede ser que cada espacio y cada tiempo distinto se intercalan con los de otras personas, también diferentes. Justo en el mismo tiempo y espacio, de tal manera que las consecuencias sea que vos estás leyendo lo que escribí. Para concluir: ”No estas leyendo por que fue casual que tu espacio y tiempo se mezcló con el mío, o por que el bendito destino nos encontró con un espacio igual y tiempo justo y no fue Dios. La verdad que yo afirmo que vos estas leyendo lo que escribo por puro culo nomás”
2005.-

1 comentario:

Gimena Nogales dijo...

QUE CULO NO? JAJAJAJAAJ GENIAL! GENIAL!!